Últimas entradas del Blog

+ 14 Arbustos de jardín para otoño

Disfruta de estos arbustos con frutos fáciles de cultivar

Tres semillas para este verano

Descubre cómo sembrar y qué secretos encierran estas tres variedades de semillas para este ve...

Planta mediterránea: 5 especies de flores vistosas para tu jardín

¿A quién no le gusta pasear y contemplar la diversidad de formas y colores que ofrecen las pl...

¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA RESEMBRAR EL CÉSPED?

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019   Valoración10    0 Comentarios

 

¿Otoño o primavera?

La mejor época para resembrar el césped es finales de verano – principios de otoño. En esta época las temperaturas son más suaves, las primeras lluvias de otoño facilitan la implantación y la pradera agradecerá un uso menos intensivo de la pradera en invierno. Además, tras el verano son más patentes los efectos de la degradación del césped. Estas son las causas más importantes y habituales:

  • El césped ha tenido que soportar un uso más intensivo durante el verano, y se ha podido compactar el terreno
  • Fallos en el riego pueden generar zonas encharcadas o clavas de césped por falta de agua
  • La falta de luz provocada por los árboles de sombra puede dejar un césped poco denso
  • Por el calor y la humedad del riego, han podido aparecer musgos y  hongos dañinos como Fusarium, Phytium, Sclerotinia, etc
  • Pueden aparecer zonas secas por plagas como larvas o gusanos en el suelo
  • Proliferan las hierbas oportunistas que compiten con nuestro césped

 

              

Enfermedades fúngicas más habituales en céspedes: Fusarium, Phytium y Sclerotinia

¿Resembrar césped o nueva implantación?

calvas de césped

En general se suele aplicar la norma que si el 60% del césped está bien, se puede regenerar. La mayor ventaja es que resembrar el césped suele ser más económico, pero hay otros factores que se deben considerar:

  • El tiempo de inutilización.
  • Los resultados finales.
  • La regeneración es menos costosa que levantar el césped y sembrar césped de nuevo
  • El tiempo de establecimiento, mas corto que instalar de nuevo

7 pasos para resembrar el césped

¿Cómo consigo un buen resultado de la resiembra? Aquí te contamos el orden de los trabajos a realizar:

1. Siega de césped

Se hará una siega tan baja como sea posible. En jardinería estaríamos hablando normalmente de una altura de unos 2,5 – 3 cm.

siega de cesped

2. Escarificado

Es una labor enormemente beneficiosa, que rejuvenece el césped al eliminar la materia vegetal muerta y mejorar la circulación del aire y agua en el suelo, propiciando un césped más sano. El escarificador trabaja mediante unas cuchillas verticales que penetran en el terreno 2-3 cm. Actúan cortando los tallos laterales de las plantas, favoreciendo la aparición de nuevos brotes. En función de la superficie de la pradera, se pueden utilizar escarificadores manuales, eléctricos o de motor de combustión. Es importante retirar los restos que se producen y evitar que se vuelvan a tapar los surcos generados, que facilitan la incorporación de la semilla de resiembra en el suelo.

Escarificado manual de cesped   escarificado e cesped   cuchillas escarificadora mecanica

Escarificado manual, escarificado mecánico y cuchillas de una escarificadora de césped.

3. Selección de la semilla

Es el paso más importante: una buena selección de semillas de césped para garantizar una perfecta recuperación de la pradera. Si queremos mantener homogeneidad en la pradera, tomaremos la misma mezcla de césped que se utilizó en la primera implantación. Pero en ocasiones desconocemos esa mezcla, o se ha ido desnaturalizando. En cualquier caso la mezcla debe contener un alto porcentaje de Ray gras singlés

Aconsejamos el uso de mezclas especiales para regeneración, como REGENERATOR de la casa Zulueta, que está formada por tres variedades de ray-grass inglés, adaptada a nuestras condiciones climáticas y con características especificas:

  • Ray grass inglés Essence 33%
  • Ray grass inglés Keystone 33%
  • Ray grass inglés Ponderosa 34%

REGENERATOR aporta cualidades excepcionales de vigor y rapidez de establecimiento en las condiciones más difíciles. Conjunta las características propias de cada variedad, desde la resistencia al calor de Keystone, la velocidad de establecimiento de Ponderosa, hasta la adaptación a la sombra de Essence

4. Resiembra

Se trata de sembrar la superficie aprovechando los huecos dejados en el terreno por el escarificado o el rastrillado. En céspedes profesionales de grandes superficies se utilizan máquinas resembradoras especiales, que colocan la semillas por filas a la profundidad adecuada en una dosis de 35-40 gr/m2. En nuestros jardines podemos utilizar un repartidor de semillas, bien centrifugo o de gravedad, una abonadora o realizar un esparcimiento para pequeñas superficies. En todos estos casos hay que aumentar la dosis a 50-60 gr/m2, ya que la semilla no llega a ponerse en contacto con el suelo a la profundidad deseada al 100%, y hay que contar con las pérdidas por pájaros e insectos.

5. Recebado y fertilización

El recebado consiste en aportar al suelo una enmienda, que puede ser arena lavada de rio, sustrato de materia orgánica, etc,  con el fin de mejorar la estructura de terrenos pesados o compactados. Además, es conveniente cubrir las semillas que tras el semillado hayan podido quedar encima de la tierra y no hayan penetrado en los surcos del escarificado, puesto que ayuda a que la semilla mantenga el contacto con el suelo ayudando la germinación y las defiende de las aves y los insectos. El recebado no debe superar los 5 mm de espesor.

La fertilización aporta los nutrientes necesarios para los 3 meses posteriores a la siembra, facilitando el crecimiento de las hierbas. Un buen fertilizando debe presentar un adecuado equilibrio de materia orgánica, minerales y oligoelementos. Os aconsejamos FERTICESPED, a una dosis de 40 gr/m2

Esparcidor de abono cesped   abonadora sembradora manual   Pase de rulo para cesped

Abonadora manual, Sembradora manual y pase de rulo. 

6. Pase de rulo

Tras la resiembra de césped y el abonado, se pasará un rulo ligero para poner en contacto el material aportado con el terreno.

7. Riego

Al menos durante los siguientes 10 días y hasta que nazcan las nuevas plantas, habrá que mantener la superficie del terreno permanentemente húmeda, evitando el encharcamiento.

Y terminado el trabajo.... a descansar y disfrutar!!!

Post elaborado con información e imágenes de Semillas Zulueta y www.shutterstock.com

Comparte esta entrada